EL HOTEL FONTECRUZ LISBOA, UN BUEN ESTABLECIMIENTO PARA ALOJARSE

La milla de oro lisboeta

La capital de Portugal ya no es solo una ciudad con un rico pasado patrimonial e histórico, donde la saudade, el fado, los barrios populares como el Chiado o la Alfama, o las callejuelas y plazas de gran belleza arquitectónica eran la meta para el viajero.

Tampoco es ya, únicamente, el lugar para comprar un exquisito café en la célebre cafetería A brasileira o para comer bacalao en sus recoletos restaurantes de barrio.

La milla de oro lisboeta
Ladurée en avenida Liberdade650portada_br
Ladurée en avenida Liberdade650portada_br

Lisboa es, hoy, mucho más. La ciudad portuguesa se ha convertido, desde hace 3 o 4 años, en un centro de modernidad, donde cohabita ese rico pasado cultural y todas sus tradiciones con una urbe moderna, cosmopolita, que aúna, entorno a su famosa avenida da Liberdade, arteria principal de Lisboa, lo que podríamos denominar “la milla de oro” lisboeta.

dig

Por eso, Lisboa es, hoy, un destino variado y bullicioso, donde hacer muchas cosas. Entorno a la avenida da Liberdade, la hermosísima y amplia vía que va desde la plaza Marqués de Pombal hasta la del Rossio, se aglutinan numerosos hoteles de alta calidad, restaurantes de moda, tiendas de lujo con las mejores marcas internacionales y hasta pastelerías-salón de té (también restaurante) como la veterana Ladurée parisina, célebre por haber  dado a conocer al mundo los dulces “macarons”, que posee una exquisita sucursal dentro del Fashion Clinic, centro comercial de boutiques de alto standing.

Ladurée en avenida Liberdade 650

Además, “la milla de oro” tiene la ventaja de estar próxima a barrios tan tradicionales, y populares como el de Santo Antonio, donde encontramos esa Lisboa más antigua, en la que descubrimos tiendas con solera como la fabricante de ginginha, alcohol hecho a base de guindas, uno de los sabores más característicos de la ciudad, junto al de los “pasteis de nata” (pastelillos con crema pastelera) o al de los buñuelos de bacalao, las almejas de “bulha a pato” (una especie de almejas al ajillo con hierbitas) o el arroz con bogavante.

davEstos platos tan típicos y sabrosos se pueden comer en uno de los restaurantes más famosos de Lisboa, el Solar dos Presuntos, situado en el Barrio de Santo Antonio, colindante con la “milla de oro” de la avenida da Liberdade. Inaugurado en 1974, Pedro Cardoso lleva las riendas de este elegante, animado y tradicional local lleno de fotografías y caricaturas de famosos, donde elaboran una cocina del Miño tremendamente sabrosa, en la que el humor no falta como el toque de su picante de guindillas, creado por ellos mismos, llamado “Viagra”, que ameniza las comidas (pero cuidado, dos gotitas solo es suficiente!).

Shopping y gastronomía

En la bellísima avenida da Liberdade, hay tiendas de joyas y de ropa de marcas de alto standing, desde el ya citado centro “Fahion clinic” hasta boutiques de grandes modistos internacionales, pasando por otras de origen español como la de Massimo Dutti. Esta última es ya de por si, por el antiguo y bellísimo palacete blanco rehabilitado donde se ubica en la avenida da Liberdade, un espectáculo en sí misma. Cuadros, alfombras, maderas, un jardín interior…

digAdemás del shopping, está la gastronomía, con variadas opciones atractivas, entre las que destacan los dos restaurantes de JNcQUOI, un must en la ciudad, propiedad de la familia Amorim, una de las más ricas de Portugal, que aporta a Lisboa, un lujo distendido, un clásico actualizado, donde la estética y la gastronomía se fusionan.

Como bien se dice en francés, estos locales, haciendo honor a su nombre JNcquoi, que significa “Je ne sais quoi”, (en español, “no sé qué”) tienen un “Je ne sais quoi qui fait presque tout” (“un no sé qué que hace casi todo), o sea un encanto especial, un estilo, que se lo aportan los múltiples detalles. El primero de los dos locales fue inaugurado en 2017. Es un concepto muy moderno, polivalente, donde encontramos en la planta de arriba un elegante restaurante y en la de abajo una barra “twist” donde probar una cocina moderna e internacional y divertida, como el tiernísimo roastbeef, unas ostras o un ceviche de mero. En el mismo espacio, tenemos una tienda gourmet de productos gastronómicos y vajillas, una librería, un rincón de cata de vinos e, incluso, un disc-jokey.

El segundo de los JNcQUOI, más enfocado al tema asiático, es todo un bebé. Abierto hace solo dos meses, el local,  ha sido ideado por Lázaro Rosa Violán, uno de los decoradores más importantes en el sector de la hostelería, a nivel internacional. De aires asiáticos prioritariamente, el restaurante, refinado en su estética y exotismo, posee varios ambientes, entorno al continente asiático, con un Suchi Bar, una zona más restaurante con mesas, un bar y una terraza. Una cocina de fusión de la china, la japonesa, la thai, la india y la portuguesa cuya filosofía radica en los 500 años de historia de Portugal, con todos sus descubrimientos de nuevos mundos, y de los productos que los portugueses importaron de Brasil, de Africa, de Asia

Jncquoi 650

Los platos reúnen tanto los alimentos que se trajeron de allende los mares como aquellos que se llevaron allí. El restaurante está impregnado de ese internacionalismo, de ese cruce de caminos, de esa cultura de travesías que tanto ha enriquecido la cocina portuguesa. Platos como el usuzuki de lirio ( rico pescado en ceviche), el uramaki JNcQUOI (tipos de sushi) o los dumplings de cangrejo configuran unos entrantes que abren el apetito al comensal. Inolvidable el caril vindalaoo de cerdo, cocinado con una salsa espesa picante riquísima que “engancha”, y como no podía ser menos en Portugal, un plato de bacalao negro con miso. Ir a JNcQUOI es, sin duda alguna, una experiencia inolvidable, una fusión de culturas, para conocer esa otra Lisboa moderna, chic, elegante y lujosa.

Un hotel con corazón

La oferta de alojamientos es extensa en la “la milla de oro”.  Pero, hay uno que destaca por su atención al cliente. Se trata del Fontecruz Lisboa, cuya fachada principal da a Liberdade y la parte de atrás al barrio de Santo Antonio.

Fachada Fontecruz Lisboa 375Inaugurado en 2012 por los hermanos Diego y Hugo Ortega, propietarios de otros establecimientos de alta categoría en España, como el Eugenia de Montijo en Toledo (único hotel de 5 estrellas en el casco histórico), el Fontecruz Avila, La Casa del Presidente, antiguo alojamiento de verano de Adolfo Suárez, primer presidente de la democracia española y el Fontecruz Sevilla Seises, el Fontecruz Lisboa ha sabido captar, como pocos, la esencia de la ciudad, esa fusión entre lo moderno y lo tradicional, reflejándose en la decoración del lobby, del restaurante (el exquisito Bistrôa) y de las 72 espaciosas habitaciones . En este relativamente pequeño hotel, se respira personalidad, carácter, y, sobre todo, un cariño y un mimo, hacia el viajero, extraordinarios.

Lobby Fontecruz Lisboa 375El Fontecruz Lisboa, hotel boutique de 5 estrellas, está comercializado bajo el sello de calidad Autograph Collection, marca Premium de Marriott. Tiene detalles y calidades de gran lujo como los 95 metros de la Suite Presidencial, los “amenities” de los baños,  firmados por la empresa Chopard (exclusivos para este hotel en Lisboa), las toallas de 600 gramos de doble rizo americano o la ropa de hilo egipcio…Pero, lo que le hace realmente diferente a este hotel es el trato personalizado de todo el personal hacia el viajero que hace que nos sintamos tan a gusto como en nuestra propia casa.

Habitaciones Fontecruz Lisboa 400Su filosofía se basa en aquel viajero del siglo XIX o principios del XX, cuando, antiguamente, las distancias y los medios de comunicación hacían que éstos estuvieran largas estancias en los hoteles, transformándolos en su casa.  Así, las habitaciones homenajean aquellas épocas con unos cabeceros vintage que reproducen fotos de monumentos de Lisboa o ciudades de Portugal -plasmados también en postales imitando a las antiguas en blanco y negro que el hotel regala al cliente, enviándoselas por correo dónde éste desee- y con uno baúles antiguos que sirven de mesillas.

El cariño que destila el Fontecruz Lisboa hacia su cliente se siente también en su restaurante. Moderno, acogedor y cosmopolita, está presidido por un piano que ameniza las comidas y por la espectacular barra americana, donde se preparan riquísimos cócteles.

barra coctelería Fontecruz Lisboa 400El chef portugués Rui Borges ofrece una cocina que hace hincapié en el producto luso (almejas, bacalao, pulpo…),  basado en las “recetas de las abuelas” pero con toques modernos. En la carta, también hay aportaciones españolas como el jamón ibérico de La Alberca (Salamanca) y una selección de vinos única y espectacular. Desde caldos portugueses de altísima calidad como el tinto Coudel Mor Reserva (DOP Tajo) hasta otros provenientes de la Bodega Alta Pavina (en Valladolid, en el Pago de la Pavina), propiedad de la propia familia Ortega, donde elaboran principalmente vinos con la delicada uva pinot noir, ya sea sola o mezclada con tempranillo o cabernet sauvignon.

Comentarios
La milla de oro lisboeta
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW