MÁS DE 40 RESTAURANTES DE MADRID CAPITAL Y ALREDEDORES EN LOS QUE DISFRUTAR DE UN BUEN COCIDO MADRILEÑO

Madrid y sus cocidos madrileños

Por noveno año consecutivo, Madrid ha celebrado su ya tradicional Ruta del Cocido Madrileño, que año tras año, bate récords de participación. Esta edición fueron 43 los restaurantes que participaron en la ruta de uno de los platos madrileños más conocidos. Y aunque la ruta haya finalizado, he aquí los restaurantes participantes, en los que se puede disfrutar de un buen cocido madrileño, como La Clave o Manolo Restaurante, fieles al espíritu del cocido madrileño a fuego lento.

 

viandas cocido la calvae-bajacocido-la clave-baja

Madrid y sus cocidos madrileños
cocido-la clave-baja
cocido-la clave-baja

Aunque el origen del Cocido Madrileño se remonta a la olla podrida medieval, desde hace 200 años el cocido madrileño recoge influencias de la inmigración del resto de la geografía española.

De los 43 restaurantes que participaron en la última edición de la ruta, 28 de ellos se reparten en 10 distritos de Madrid capital. De ellos, 13 están en la zona centro. Pero también han participado restaurantes de otros 12 municipios de la Comunidad. En el Noroeste hay 6 localidades, las ya tradicionales de Alpedrete, Cercedilla, Collado Villalba y Guadarrama, a las que este año se incorporaron Mataelpino y Moralzarzal. En el norte y centro, Alalpardo, Lozoya, Chinchón y Alcalá de Henares, a las que este año se sumaron Miraflores de la Sierra y Rivas Vaciamadrid, Fuera de la Comunidad de Madrid, repitieron otra vez uno de Fresno de Cantespino, en Segovia, y otro de Ugena, Toledo.

Hay 12 locales que han participado siempre desde la primera edición: La Bola, Casa Carola, Los Galayos, La Gran Tasca desde 1942, Malacatín, Rincón de Goya y Villagodio. También La Chimenea y El Madrileño, en Guadarrama, Casa Gómez, en Cercedilla, el Parador de Turismo de Chinchón y El Pajar de Fuente Hernando, en Lozoya.

En esta edición debutaron La Potxola, en el Barrio de Las Letras (San Mateo 19), y su “cocido romántico”. La Posada del Nuncio (Nuncio, 4), El Puchero de mi Abuela, un clásico de Madrid (Palos de la Frontera, 19).; Jardín de Baco, en la zona de Villa de Vallecas (Castrillo de Aza 7), con un contundente cocido. Ya fuera de la capital, los debutantes fueron los cocidos serranos de El Espliego en Mataelpino (Chorreta 1) y Taberna La Cita de Moralzarzal (La Huerta, 26).

Diferentes estilos para un mismo concepto

Otro debutante en la Ruta del Cocido ha sido Lhardy (Carrera de San Jerónimo, 8), aunque es el cuarto cocido más antiguo de Madrid. El restaurante celebra su 180 cumpleaños, y mantiene sus salones isabelinos, cortinajes, y bandejas de plata para servir su cocido.

Antiguo también, puesto que su inauguración data de 1895, es el cocido de la taberna taurina Malacatín (Ruda, 5), que va por la cuarta generación. Su cocido, que por tradición se come con babero, se sirve en tres vuelcos, la sopa, los garbanzos y las verduras con las carnes. Para su elaboración utilizan chorizo de León, morcilla asturiana y codillo ibérico.

Manolo Restaurante (Princesa, 83), es otro de los tradicionales, que lleva dando de comer a los madrileños desde 1934. En su decoración destacan las lámparas metálicas, que alumbran las franjas de color beige de su salón art-decó. Elaboran un cocido respetuoso con la receta madrileña y con las raíces gallegas de su fundadora, Josefa Queizán, que mantiene José Ramón Rodríguez y que representa ya la tercera generación familiar. Se elabora con cachelo, repollo y chorizo de Lugo, y con morcillo de vaca rubia gallega.

Por su parte, Trastoque de Harvard, ganador de la VIII Ruta del Cocido, opta por las carnes de raza Tudanca del Valle Polaciones, de Cantabria.

La Clave (Velázquez, 22), es un restaurante joven, pero que cuenta en sus fogones con la larga experiencia del Chef Pepe Filloa. Lo dirige magistralmente Ainhoa Gutiérrez que, pese a su juventud, cuenta con una larga experiencia y con la inestimable enseñanza recibida de su padre Tomás Gutierrez, presidente de la Asociación La Viña, y restaurador desde hace ya muchos años. La Clave sirve el único cocido en cuatro vuelcos. A los tres vuelcos tradicionales añade y rescata la tradición serrana de la croqueta de pringá. La elaboran con el chorizo, morcilla y tocino del propio cocido. Sus garbanzos son de La Moraña, Ávila, las verduras gallegas y las carnes, de ternera joven asturiana. Existe la posibilidad de maridar el cocido con chanpagne. Acaban de inaugurar su segundo local en la Plaza Central 4, de Tres Cantos (Madrid)

Seis restaurantes mantienen la costumbre de servirlo en puchero de barro individual, cocinado a fuego lento, en horno de leña de encina. Entre ellos, los debutantes Restaurante Bar España, Plaza del Álamo, 3 (Miraflores de la Sierra) y la taberna irlandesa The Towers, Paseo de los Olmos 28. También se decantan por el barro los clásicos de la capital, La Bola (La Bola, 5), La Rayúa (Luna, 3), y Los Galayos (Botoneras, 5). Fuera de la capital, el Asador El Toril, plaza de la Comunidad de Madrid 7, en Alalpardo.

Todos los años se premian los mejores cocidos de la ruta con los votos populares. 

ganador 2018 cocido baja

 El precio medio de los restaurantes roza los 21.00€. El abanico abarca desde los 11.00€ de El Cabrero de Alpedrete, San Juan, 10, y Cafetería Marilyn, Marcenado, 15,, que lo sirven con bebida y postre, hasta los 37.00€ de Lhardy, sin pan, bebida ni postre.

Dieta saludable

El 10 de febrero pasado, la ONU celebró el Primer Día Mundial de las Legumbres. A pesar de que las autoridades sanitarias las consideran un “alimento básico” para mantener una dieta saludable, los españoles sólo tomamos la mitad de la cantidad recomendada, es decir 12,4 gramos diarios, frente a los entre 25-45 g. de media recomendable en adultos.

Aumentar el consumo de legumbres como es el garbanzo, protagonista del cocido madrileño, “mejorará la salud de la población y la sostenibilidad del planeta”, según explica la Asociación de Legumbristas de España.

En esta 9ª edición de la Ruta se alcanzó la cantidad de cerca de 30.000 cocidos servidos.

Comentarios
Madrid y sus cocidos madrileños
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW