APUNTES SOBRE ALGUNOS DE LOS TÉRMINOS MÁS USADOS EN ENOLOGÍA

Diccionario vinícola

Añada, astringente, aterciopelado, carácter, complejo, floral, enólogo, sumiller o barrica, son todos términos que hemos escuchado alguna vez, pero no siempre sabemos cuál es su significado correcto. No pretendemos convertiros en expertos, sólo que cuando oigáis estos términos podáis haceros una idea de qué quieren decir los expertos que los usan.

Diccionario vinícola
Las moradas
Las moradas

Afrutado: Vino con aromas agradables de frutas. Es indicador de una una buena uva de calidad, bien madurada.

Añada: Hace referencia al año de la cosecha. A veces se utiliza la expresión vino de añada para referirse a un vino de excepcional cosecha, en un año determinado. Por lo general esas cosechas se aprovechan para envejecer los vinos.

Añejo: Suele utilizarse para referirse a vinos con estancias prolongadas en barrica o botella.

Aroma: Es un conjunto de valores y matices que definen un vino olfativamente. El aroma primario procede de la cepa y los secundarios y terciarios de la fermentación y la elaboración o crianza.

aroma vino

Aromático: Se utiliza para destacar un vino con buenos aromas. Especialmente, de aquellos que provienen de la cepa.

Astringente: Se dice de los vinos con exceso de taninos y sabor amargo.

Aterciopelado: Se refiere a un vino tinto, suave y noble, de buen tacto en boca.

Azúcar: Son los edulcorantes naturales procedentes de la glucosa y la fructosa, que se encuentran en la uva y que se transforman en alcohol durante la fermentación. Aunque no todo el azúcar se convierte en alcohol. El azúcar que no se transforma se llama “azúcar residual”. Todos los vinos, incluso los secos, poseen alguna cantidad de azúcar.

Balsámico: Es un vino tinto con sabor a ciertas maderas verdes como cedro o abeto. En los vinos blancos esto se considera un defecto generalmente.

Barrica: Recipiente de madera de roble que se emplea para la crianza del vino. Los más valorados son el roble francés y el roble americano.

Bouquet: Se denomina así al conjunto de sensaciones olfativas de un vino de crianza, obtenidas de su guarda, tanto en madera como en botella.

Brillante: Se definen así los vinos con un aspecto perfectamente limpio.

Carácter: Se aplica a vinos singulares en algún aspecto, diferentes y que tienen personalidad.

Casta: Se dice de un vino noble, elaborado de forma que resalte los valores de la cepa. También se denomina con este término el nombre de la cepa.

Catador: Es un especialista en la valoración organoléptica de los vinos. Para llegar a serlo se requiere de una especial formación técnica y una larga experiencia. No se debe confundir al catador con el sumiller.

Cava: Con mayúscula, 'Cava', es el nombre propio de la denominación de origen de los vinos espumosos de España. Con minúscula, 'cava', es el lugar destinado a la guarda de vinos. Están construidas generalmente bajo tierra para conseguir de forma natural las condiciones ideales de almacenaje: temperatura, luz, silencio, etc…

Complejo: Se dice que un vino es complejo cuando ofrece numerosos sabores y aromas, pero muy equilibrados y armónicos entre sí.

Corto: Es un vino en el que sus notas de cata duran poco tiempo en boca. El sabor de estos vinos desaparece en pocos segundos.

Cuerpo: Por el aspecto, se dice que un vino tiene cuerpo cuando a la vista es denso, glicérico, oleico y generalmente cubierto u opaco. Si es referido al sabor, es un vino con fuerza y con pronunciados valores gustativos.

Débil: Es un vino que no presenta caracteres bien definidos. No tiene atractivos para elpalada ni para la nariz.

Empireumáticos: Se refiere a una familia de aromas que traen a la memoria azúcares quemados, humo, alquitrán, tostado, etc.

Enólogo: Es el profesional encargado de elaborar los vinos de una bodega  y el responsable final de la calidad intrínseca de éstos.

Espumoso: Son vinos con gas carbónico natural, procedente de la propia fermentación. Existen denominaciones de vinos espumosos muy populares como el Champagne (Francia), el Cava (España) o el Prosecco (Italia).

Floral: Referido a los aromas, son aquellos que recuerdan al perfume de las flores.

Ligero: Es un vino con poco alcohol y poca densidad o extracto.

Limpio: En boca son vinos sin sabores extraños. A la vista es sinónimo de brillante.

Lleno: Se denominan así los vinos con una alta graduación alcohólica.

Maderizado: No es lo mismo que sabores de madera. Se refiere a vinos con defecto en su sabor, porque están oxidados y tienen recuerdos poco agradables de maderas.

Pesado: Son vinos difíciles, porque tienen demasiado cuerpo y/o alcohol.

Picado: Avinagrado o con exceso de ácido acético. Un vino defectuoso.

Plano: Por sus bajos valores organolépticos, resultan difíciles de apreciar por nuestro gusto y olfato. Suele producirse como consecuencia de un trasiego o filtrado muy intenso, que deja una escasa carga aromática o gustativa. Son vinos que no saben a nada.

Redondo: Vino armonioso, equilibrado y aromático. Es un vino bien criado.

Roble: Es un árbol noble, de gran porte y lento crecimiento, del que se extrae la madera para la fabricación de las barricas más usadas en el mundo en la crianza de vinos. Preparadas adecuadamente, estas barricas ofrecen excelentes condiciones para el tratamiento del vino en madera. Especialmente si el roble es americano (Alba) o francés (Limousin). El aroma y sabor que estas maderas confieren al vino son muy interesantes, y permiten un intercambio lento de oxígeno con el líquido. Cuando  la madera es nueva, sin envinar, o se ha producido un uso prolongado de las barricas, el roble puede conferir al vino un excesivo grado de sensaciones.  En ese caso se producen defectos en los vinos. Eso no significa que un vino, por el mero hecho de haber sido criado en roble sea un mejor vino. La justa y correcta crianza en roble y el control en la calidad de las barricas, es labor del enólogo. Es todo un arte a la hora de obtener un gran vino.

Seco: Son esos vinos que contienen poco azúcar residual, por lo que no se aprecia en la degustación.

Sumiller (en francés Sommelier): Ambas palabras son sinónimos, en España se emplea Sumiller y en el resto del mundo Sommelier. Es un profesional con formación específica en enología y es el encargado del servicio del vino y asesoramiento en los restaurantes. Sus funciones incluyen el diseño de la carta de vinos, la compra y administración de los mismos y también de los licores, así como del asesoramiento a clientes. Sus amplios conocimientos de vinos hacen que en ocasiones compaginen su labor con la enseñanza en catas o crítico de vinos.

Tánico: Es un vino astringente*, producido por el exceso de taninos.

Tanino: Es una sustancia química natural y propia del vino, de acción astringente, que procede de las partes sólidas del racimo, como los tallos o las pieles. Su presencia es normal e incluso deseable hasta ciertos límites en los vinos tintos.

Terroso: Vino con cierto sabor a tierra. Es un defecto que se produce por una mala filtración.

Varietal: Vino elaborado a partir de una sola variedad de uva, de tal forma que en su aroma predomina el de la variedad determinada con el que se ha elaborado.

Vegetal: Vino con aromas y un cierto sabor vegetal.

Comentarios
Diccionario vinícola
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW